Origen del yoga: historia, significado y beneficios de esta disciplina milenaria - espaziocalma
1347
post-template-default,single,single-post,postid-1347,single-format-standard,bridge-core-2.6.9,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-25.4,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

Origen del yoga: historia, significado y beneficios de esta disciplina milenaria

Origen del Yoga

Origen del yoga: historia, significado y beneficios de esta disciplina milenaria

El yoga, una disciplina que involucra mente, cuerpo y espíritu, ha experimentado un crecimiento exponencial en popularidad a nivel global. A pesar de que muchas personas lo asocian principalmente con posturas físicas y técnicas de respiración, su alcance va mucho más allá de una simple actividad física. En realidad, el yoga es un estilo de vida arraigado en una profunda historia y tradición que se remonta a milenios atrás. Acompáñanos en un viaje para explorar el origen del yoga y cómo ha llegado a ser adoptado por millones de personas en todo el mundo.

Origen del Yoga y sus Antiguas Raíces

El origen del yoga tiene sus raíces en la antigua civilización del Valle del Indo, en lo que hoy conocemos como India y Pakistán. Aunque es difícil precisar sus inicios con exactitud, algunas teorías sugieren que se originó hace más de 5.000 años. Esta afirmación se basa en las esculturas descubiertas en antiguos yacimientos, cuyas poses se asemejan a las que los yoguis asumen durante la meditación. A pesar de que la práctica y filosofía del yoga se originaron en esa época, estas enseñanzas se transmitieron oralmente de maestros a discípulos durante siglos antes de ser documentadas por escrito.

Los primeros indicios de la aparición del yoga se encuentran en los antiguos textos sagrados de la India conocidos como los Vedas, que datan de aproximadamente 1500 a.C. Estos textos contienen himnos, rituales y conocimientos espirituales transmitidos por los rishis (sabios) de la época. Hasta el día de hoy, se sabe que la palabra «yoga» aparece por primera vez en uno de estos cuatro libros: el Rig Veda.

La palabra «yoga» proviene del sánscrito «Yuj,» que significa «unión.» Esta definición nos lleva a interpretar que el propósito fundamental de esta disciplina es unir la conciencia individual con el universo en su totalidad. Implica la conexión y la integración del individuo con el universo, permitiendo así una armonía completa entre la mente y el cuerpo.

Los ocho pasos del yoga

Sin embargo, fue en los Yoga Sutras de Patanjali donde se establecieron los fundamentos del yoga como un sistema filosófico y práctico. Patanjali, un pensador y maestro cuyas fechas exactas son objeto de debate, vivió en algún momento entre el siglo II a.C. y el cuarto siglo después de Cristo. En sus Yoga Sutras, Patanjali definió los ocho pasos del yoga, que sirven como base del sistema filosófico del yoga:

  1. Yamas: Preceptos éticos, que incluyen Ahimsa (no violencia), Satya (veracidad), Asteya (no robar), Brahmacharya (control de la energía sexual) y Aparigraha (no apegarse a lo material).
  2. Niyamas: Normas de observancia personal, como Saucha (limpieza), Santosa (contento), Tapas (disciplina), Svadhyaya (autoestudio) e Isvarapranidhana (devoción).
  3. Asanas: Posturas físicas para mantener el cuerpo saludable y prepararlo para la meditación.
  4. Pranayama: Técnicas de control de la respiración para calmar la mente.
  5. Pratyahara: Retirar los sentidos del mundo exterior para facilitar la concentración.
  6. Dharana: Concentración intensa en un objeto o idea.
  7. Dhyana: Meditación continua o contemplación profunda.
  8. Samadhi: Estado de conciencia plena y unión con el todo, el estado más elevado del yoga.

Otros Textos Clásicos y Corrientes Esenciales

Además de los Yoga Sutras de Patanjali, hay otros textos clásicos y corrientes importantes en el mundo del yoga. Uno de ellos es el Hatha Yoga Pradipika, escrito por el yogui Svatmarama en el siglo XV. Este texto se centra en la práctica de las asanas y la respiración, así como en consejos para la vida de un yogui. La palabra «Hatha» significa «esfuerzo,» destacando que el yoga implica no solo un esfuerzo físico, sino también controlar las distracciones y llevar a cabo prácticas ascéticas.

Otro texto relevante es el Shiva Samhita, escrito entre los siglos XV y XVIII. A diferencia de otros textos, no sigue una guía lineal y no profundiza en la meditación o el ascetismo. En su lugar, sugiere que cumplir con una serie de reglas y actividades obligatorias dificulta el progreso del yogui. También promueve la unidad en lugar de la dualidad entre el cuerpo y la mente.

El Gheranda Samhita, posiblemente escrito en el siglo XVIII, es otro texto clásico que merece mencionarse. Contiene siete capítulos que abordan temas como la purificación, las asanas y el samadhi (estado de concentración).

Del Origen del Yoga a su Expansión en Occidente

Durante siglos, el yoga fue practicado principalmente por yoguis y ascetas que buscaban la iluminación espiritual y la liberación del ciclo de nacimiento y muerte. Sin embargo, a lo largo del tiempo, el yoga se ha adaptado para satisfacer las necesidades y aspiraciones de personas en diferentes culturas y épocas.

En el siglo XIX, el yoga comenzó a atraer la atención de Occidente gracias a viajeros y estudiosos que visitaron la India. Sin embargo, fue en el siglo XX cuando el yoga ganó notoriedad y popularidad, gracias a figuras influyentes como Swami Vivekananda, Swami Sivananda, Sri Krishnamacharya, Paramahansa Yogananda y B.K.S. Iyengar.

En la década de 1960, el yoga experimentó un auge en Occidente, impulsado por la contracultura y un creciente interés en la espiritualidad oriental. Estilos como el Hatha Yoga y el Bikram Yoga se popularizaron, y el yoga se convirtió en una forma ampliamente aceptada de ejercicio y bienestar.

En las últimas décadas, el yoga ha continuado evolucionando y adaptándose a los estilos de vida contemporáneos. Se han desarrollado diferentes estilos y enfoques, como el Vinyasa Yoga, el Kundalini Yoga y el Power.

Disfruta del Yoga en Espazio Calma

¿Te ha parecido interesante esta información sobre el origen del Yoga? En Espazio Calma podrás disfrutar de esta práctica milenaria, obteniendo numerosos beneficios. Aprenderás a gestionar tu energía; conseguirás una correcta alineación musculoesquelética; favorecer una mente atenta y relajada, fuerza interior, claridad y calma. Además podrás eliminar toxinas y fortalecer tu sistema inmunológico. ¡Ven a vernos y descubre un espacio donde reforzar cuerpo, mente y espíritu! Somos tu espacio de yoga en Tres Cantos.

2 Comments

Post A Comment